martes, 21 de diciembre de 2010

Sinde, te vamos a dar la batalla hasta el final

Sinde, no eres neutral. No lo esperábamos. De un político nunca se espera, por eso hay separación de poderes en las democracias modernas, porque los políticos deben legislar y el Gobierno gobernar. Si quisiéramos neutralidad en un Gobierno, tendríamos árbitros en lugar de Ministros. Saldrían más baratos y se someterían al vídeo como hacen en el fútbol americano o en el tenis.

Lo que sí debemos pedir al Gobierno es que, sobre todo, defienda el interés general sobre el particular. En ocasiones, el interés general coincide con el de un lobby concreto, o simplemente, defender los derechos de ese lobby no afecta al interés general.

No es el caso.

A esta hora todo indica a que te vas a llevar un rapapolvo de los que se recordarán siempre. Como eres estúpidamente orgullosa, lo has demostrado, atacarás con una reforma en profundidad de la Ley de Propiedad Intelectual. Es lo que, muchos de quienes nos oponemos a tu reforma, expusimos que debiste hacer desde el principio...jugar limpio.

Ya que ha quedado claro que el interés general te importa menos que el de un lobby concreto, al menos podrías tener la elegancia de proponernos un juego justo. Independientemente de lo que pase en el futuro, has dejado bien claro tu TALANTE y, a juzgar por lo que parece que va a pasar esta tarde o mañana miércoles, tu torpeza y menosprecio al poder de la Sociedad Civil.

Aunque ganes esta batalla, has expuesto tantos recursos en ella, que perderás en la próxima que daremos con el próximo Gobierno que venga, sea de tu color o de otro. Haciéndolo tan mal has conseguido contaminar la Ley estrella del Gobierno al que representas. Te has convertido en un problema, uno más, para este Gobierno, en lugar de un punto de apoyo. Pocas veces un Ministro de Cultura ha restado tanto en una acción de Gobierno. Les está bien empleado por ponerte ahí y apoyarte. Tu pasado e intereses eran bien conocidos. Tú no has engañado a nadie.

Nos veremos en la Reforma de la Ley de Propiedad Intelectual que vas a proponer. Si no lo haces tú, invitaremos al próximo Gobierno a que la lleve a cabo. Hay mucho que reformar, hay que adaptarla a los nuevos tiempos y debemos establecer las bases de la propiedad intelectual que permitan desarrollarnos en los medios digitales con soltura los próximos años, además de en otros ámbitos.

Tendremos tiempo de hablar en profundidad, de debatir abiertamente, de opinar  reposadamente. Podremos proponer, contestar, crear lobbies, reírnos, llorar, etc. Todo eso que has intentado cercenar, con la complacencia de tu Gobierno y tu Grupo Parlamentario, en esta Ley Cajón del Desastre.

Nos enfrentaremos a ti, a tu Gobierno, a tus compañeros de partido y al Lobby al que respaldas, de cara, con argumentos, con sosiego y con firmeza. Intentaremos demostrar que es posible proteger la creación y a los creadores sin restringir nuestras libertades, ni perpetuar modelos caducos que benefician sólo a unos pocos.

Para cualquier Demócrata, será una batalla preciosa y compleja. Pero coño, para eso pagamos a ti y a los tuyos. Para resolver lo fácil no hace falta tanto coche oficial. Y si perdemos, otros vendrán detrás que vuelvan a intentarlo más adelante. Así es la democracia, nos guste o no.

No has entendido lo que está pasando. Internet y el aumento de nuestra educación digital están convirtiendo en transparente lo que antes era opaco. Cada vez es más complejo defender los intereses de un lobby concreto para una persona con alto grado de exposición, como un Ministro, sin que los ciudadanos lo sepamos. Existen movimiento y canales que permiten organizar a la sociedad civil de un modo desconocido hasta ahora.

Y en lugar de liderarlo, tú y tu partido se han convertido en el enemigo común que nos une a todos, actuando como enzima de una reacción altamente exógena. El PSOE ha perdido la capacidad de liderar la sociedad civil. Gracias a Dios cada vez es menos necesario el liderazgo de grupos organizados y nada democráticos para defender nuestros intereses.

Podemos organizarnos nosotros solitos...gracias.
Publicar un comentario